El que tiene boca, se equivoca.

Todos nos hemos despertado alguna vez con “tortículis” después de dormir demasiadas horas.

Más de uno dejaría atónito al mismo Newton “subiendo pa´rriba” y “bajando pa´bajo”.

Por cierto, ¿son mejores las “almóndigas” de tu madre o las “cocretas” de tu suegra?… De cualquier modo, elijas lo que elijas, de postre no hay nada más refrescante que una jugosa “mondarina”, aunque mi abuela prefiera los exóticos “cuivis” (traducción: kiwis).

Recordemos que de niños nos daban más miedo los “moustros” que los monstruos y soñábamos con montar en “helicótero” porque era “más mejor” que el “autogús”.

monstruito palabras

Recientemente, dos presentadores tocayos de una cadena de televisión nacional contaban que Fulanito se “ha lesionao” y que el Barça “ha jugao” contra el Athletic esta semana.

Así que, admitámoslo, todos le damos alguna que otra patada al diccionario. Sin embargo, los más osados torturan nuestros oídos con cosas como: “quedaros”, “dormistes”  e incluso (¡horror!), “me se”.

Por eso, para ayudarnos a hablar y escribir bien, el Instituto Cervantes ha presentado hoy su “Libro del Español Correcto”.

Yo ya le he echado el ojo, porque como buena madrileña (de “Madrí”, por supuesto), soy una “laísta” incurable.

Anuncios

5 pensamientos en “El que tiene boca, se equivoca.

  1. Zulima Moncada

    Me encanta cómo lo describes, ¡es tan cierto!
    Habiendo aprendido y practicado mi “español” en Latinoamérica, con una familia y amistades muy preocupadas por la buena calidad del idioma, la verdad es que el “choque lingüistico” al llegar a España fué mayor de lo que esperaba 😉

    Responder
    1. Cántaro Soul Autor de la entrada

      Gracias por leerme, Zulima. Estoy de acuerdo en que, en general, en la “Sudamérica hispanohablante” se tiende a ser más cuidadoso con el idioma. Aún así, todos cometemos errores de vez en cuando. Supongo que es el problema de tener una lengua tan rica y variada ¡que incluso nos resulta difícil hablarla correctamente a nosotros! 😉
      Un saludo y feliz semana.

      Responder
  2. Pixieandixie

    ¡Qué gran verdad! en los últimos años en la televisión (me refiero a los programas más serios) se escuchan “patadas” al diccionario por doquier, uno de los que más me chirrían es “más mayor”, ¡se me ponen lo pelos de punta!

    En los últimos meses he conocido a personas de distintas nacionalidades de América central y del sur, pasamos grandes momentos jugando con las distintas acepciones que tienen palabras en un país y otro. Por ejemplo, aquí en Canarias tenemos guaguas no autobuses, en Cuba igual pero en Chile, una guagua es un bebé 😀 y como ésta otros tantísimos ejemplos.

    Como dice un conocido monologista “es castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable”

    Gracias Barbára por seguir mi blog
    Saludos

    Responder
    1. Cántaro Soul Autor de la entrada

      Tienes mucha razón Pixieanddixie. Sin ir más lejos, hoy he vuelto a escuchar a los susodichos presentadores de la información deportiva repetir sus participios en “ao”. Incluso se les ha escapado algún “ej que” …¡se me pone la piel de gallina sólo de recordarlo! ;P

      Responder
  3. Benjamín Recacha

    ¿Y qué me dices de ‘el amoto’, las ‘estijeras’, ‘trompezarse’, el ‘quedemos’ o ‘juguemos’ (no en imperativo sino en pasado, por supuesto)? Confieso que yo hasta hace unos años me ‘arrascaba’ cuando sentía picor…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s